Artículos Mensuales
Caminando_con_Cristo (Audio)

 

 

Ausencia de la felicidad: La historia de Helen Schucman como escriba de Un Curso de Milagros

Kenneth Wapnick, Ph.D.

"Este es un curso de milagros. Por favor, toma nota."

Es así como comenzó la escritura de Un Curso de Milagros, en Octubre de 1965. Durante los siete años siguientes Helen Schucman, una psicóloga clínica de la ciudad de Nueva York, oyó la voz de Jesús la cual le dictó los tres volúmenes que constituyen uno de los más significativos mensajes espirituales de nuestro tiempo. Ausencia de la felicidad es la historia de este dictado, ubicada en el contexto de la búsqueda de Dios que Helen tuvo durante toda su vida y el conflicto entre su naturaleza espiritual y su ego. El autor describe que este conflicto simbolizaba ambos lados de la personalidad de Helen, y reflejaba la misma ambivalencia que todos compartimos respecto a nuestra relación con Dios y con la persona de Jesús. Al hacer la crónica del desarrollo de este conflicto personal, y su resolución última, estoy escribiendo, de igual manera, la historia de todo el mundo.

Kenneth Wapnick, inspirado por la profunda relación con Helen durante los últimos ocho años de la vida de ella, reseña detalladamente su labor como escriba del Curso, sus experiencias con Jesús, y su relación con William Thetford, amigo íntimo, colega y colaborador en la escritura del material del Curso. El libro incluye extractos extensos de los propios recuerdos de Helen, sus sueños y cartas, y de los mensajes personales y material instructivo que ella recibió de Jesús como una parte integral del dictado original del Curso, todo ello jamás impreso antes.
Sobre todo, Ausencia de la felicidad es un libro de amor. Tal como concluye el prefacio del autor:

Helen y yo compartimos un amor profundo el uno por el otro, y por Jesús, en cuyo amor sabíamos que estábamos unidos, y en nombre de cuyo Curso nos habíamos unido. Es mi plegaria que yo pueda transmitir ese amor en estas páginas. En las palabras que Beethoven inscribió sobre los compases iniciales de su obra maestra coral Missa Solemnis: "Que desde el corazón, llegue al corazón".